Bienpensante


12
July 7, 2009, 1:53 am
Filed under: ficción, habla, memoria, idealismo, pop

Interior. Dormitorio. Noche

Suena un teléfono insistentemente en la oscuridad. Se oye el sonido de alguien que descuelga el aparto con voz de dormido y dice:

D —Hola

Del otro lado, una voz familiar, responde:

Daniel —Uh boludo, pensé que estabas despierto escribiendo, volvé a dormir, mañana hablamos.
D —No no, ya fue, igual estoy desvelado.
Daniel —Dale, dormite.
D —Ya no voy a dormir te digo.
Daniel —¿Por qué te desvelaste?
D —Es que soñé. Soñé con vos y con S. Bah, con S no.
Daniel —Una pesadilla.
D —No sé, era loco el sueño. Vos me invitabas a comer afuera. Y yo, no sé por qué, llevaba a una ex compañera de la facultad, Lucia. No creo que te acuerdes de ella. Muy piola, flaca, pelo corto morocho, lindos anteojos, pero por sobretodo muy bonita. Yo la llevaba a ella a un lugar donde íbamos a cenar. No me preguntes por qué ella y no cualquier otra mina. S no aparecía nunca, pero existía, era obvio por mi sorpresa al verte solo. Creo que hasta tenían un hijo, o vos me decías que ella estaba cuidando a un nene. El tema es que cuando entramos al restaurant, de repente entramos a tu casa en realidad, pero no era tu casa. Estábamos en una cocina a todo culo, con una isla en el medio, todo era de acero inoxidable y comíamos cosas muy ricas. Yo notaba que vos y esta piba Lucia hablaban mucho, hasta había una cosa sexual que no sé de donde salió. De repente yo me ponía incomodo y me iba, pero al toque volvía, entraba y salía. En una vuelta que entro a la cocina, ustedes dos ya no están, pero se me aparece una puerta cerrada que antes estaba abierta. Y yo me di cuenta que estaban los dos ahí, atrás de esa puerta. En ese mismo instante que me doy cuenta de eso, me llega un mensaje de texto tuyo al teléfono que dice: “Nos vamos a echar uno nada más, bancanos”. Aparecieron algunas imágenes tuyas con la mina, pero ahí al toque me desperté…no me pude volver a dormir. Siempre asocié a esta piba con su novio de toda la vida además, Lucas. No entiendo por qué te la cogías tan descaradamente.
Daniel —¿querés que lo interprete?
D —No, anda a hacer hermenéutica a otra parte.


Leave a Comment so far
Leave a comment



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s



%d bloggers like this: